MUESTRAS PARA UN PÚBLICO · El espacio

MUESTRAS PARA UN PÚBLICO

· El Taller de Teatro ·

EL ESPACIO

‘Un Taller de Teatro no es una productora teatral o una fábrica de montajes teatrales’ 

F. Bercebal

En el artículo anterior comentamos que en el Taller de Teatro se trata de experimentar e investigar, si bien, a veces, es importante o necesario mostrar el trabajo que se está realizando. Algunas ideas para mostrar a un público en relación al trabajo de grupo, las vimos en el artículo anterior. Ahora veremos algunas ideas para mostrar a un público en relación a nuestro trabajo con el espacio.

?

Existen muchas posibilidades de trabajo con el espacio de cara a un público. La primera es transformarlo. Por medio de elementos plásticos o decorativos, o incluyendo la participación del grupo en el espacio.

Idea: Aprovechar fechas señaladas (Navidad, Fiestas, Exámenes…) para crear ambientes más idóneos o más inverosímiles en el centro. Transformar algún espacio concreto del centro (salón de actos, laboratorio, patio…), a partir de distorsionar la realidad que representa. Por otro lado, se puede trabajar en la elaboración de un montaje en el que el punto de partida sea el condicionamiento espacial, dejando libertad a los diálogos, las formas y hasta la interpretación. Lo importante sería comunicar la idea espacial que representa.

Idea: El texto ‘Cosima’ de Chris Baldwin, es una historia de una niña que se rebela contra sus padres y se va a vivir a los árboles, prometiéndose no volver a pisar el suelo. Con la idea de vivir sin tocar el suelo, plantear un trabajo escénico o espacial en el que un público pueda ver y sentir esa idea en su propia experiencia. Los personajes de la obra pueden ayudar a reforzar la idea.

Otra idea: Realizar una instalación a base de la colocación de objetos de reciclaje de forma  plásticamente rítmica. Alineando colores, formas o materiales, agrupando geométricamente elementos geométricos, intensificando colores….

¿Cuáles son tus ideas? Cuéntanoslas ¡¡

DRAM solo rojoEn el próximo artículo de este blog os traeremos más propuestas para mostrar el trabajo con el GRUPO, el CUERPO, el MOVIMIENTO, el SONIDO, la VOZ, la ACCIÓN IMPROVISADA, y la ACCIÓN INTERPRETADA. ‘El Taller de Teatro’ · ‘Un Taller de Drama’

Anuncios

MUESTRAS PARA UN PÚBLICO · El grupo

MUESTRAS PARA UN PÚBLICO · El Taller de Teatro

 

‘Un Taller de Teatro no es una productora teatral o una fábrica de montajes teatrales’ F. Bercebal

¡En un Taller de Teatro se trata de experimentar, trabajar individual y colectivamente, para investigar con las herramientas y las posibilidades que nos brinda el Teatro!

¿Es importante para el grupo mostrar ?¿Es una exigencia del centro realizar un espectáculo teatral? Pues bien, vamos  a proyectar el trabajo del taller hacia un posible público, hacia alternativas a una puesta en escena o hacia la propia puesta en escena.

Podemos mostrar nuestro trabajo como elemento expresivo o, al mismo tiempo, podemos ir construyendo unan propuesta total a partir de una base sobre la que vamos incorporando las distintas expresiones que se desarrollan en el Taller.

Es una posibilidad más, una propuesta abierta en función de la necesidad o el interés de cada grupo.

Algunas ideas para dar algo de luz, sin pretender la imitación estricta, podrían ser:

En relación al trabajo de GRUPO:

 

?

El Grupo es un elemento más que añadimos a la propuesta de trabajo previo del espacio, pero que también puede proporcionarnos ideas de forma independiente:

 

Idea:  Convertiros, como grupo, en un colectivo socialmente reconocible y comportaros como tal en un tiempo o un contexto determinado. Como en la obra de Koldo Vío ‘Pasarela Edumoda’ en la que todos los personajes están relacionados con los aspectos de la vida cotidiana: Asistente, jubilado, preso, drogadicto… No es ya prepararse para un personaje y una interpretación, sino representar a un colectivo en función de las relaciones existentes entre ellos.

 

Otra idea: Con el espacio y el grupo anterior, ambientar una exposición no necesariamente teatral. Por ejemplo , una colección de minerales o de insectos representando vetas, animales..

 

DRAM solo rojo

 

En el próximo artículo de este blog os traeremos más propuestas para mostrar el trabajo con el ESPACIO, el CUERPO, el MOVIMIENTO, el SONIDO, la VOZ, la ACCIÓN IMPROVISADA, y la ACCIÓN INTERPRETADA. ‘El Taller de Teatro’ · ‘Un Taller de Drama’

LA COHESIÓN EN UN GRUPO DE TEATRO

LA COHESIÓN EN UN GRUPO DE TEATRO

¿QUÉ PASA CUANDO UN GRUPO DE TEATRO NO FUNCIONA COMO GRUPO?

 

“Por definición, el teatro es un trabajo de grupo, o cuando menos, de equipo.” F. Bercebal

 

Incluso cuando la propuesta es un monólogo, detrás de lo que finalmente ve un espectador hay un trabajo con muchas personas que se coordinan o… así debería ser.

En el ámbito profesional, las estructuras de trabajo muchas veces responden a un esquema algo dictatorial, -en mi modesta opinión ligeramente trasnochado-, en el que el director ordena y manda y tanto equipo como técnico obedecen.

Sin duda se desaprovechan las creatividades de gran parte del equipo que, en no pocas ocasiones, enriquecerán la propuesta final.

Ya hay muchos colectivos que suelen coincidir con grupos o producciones de éxito, cuyo trabajo es más creativo,  más de creación conjunta. En el que cada cual es el responsable de un sector (iluminación, dramaturgia, dirección, interpretación…) pero la propuesta es de alguna manera entrelazada.

Siempre hay un director, responsable último de la filosofía y la imagen final, pero aprovecha lo que cada cual puede aportar.

Trasladando esta misma reflexión al teatro en entorno educativo, nos encontramos que muchas veces el perfil del responsable, monitor o director del grupo, responde al esquema ‘dictatorial’, aunque en este caso se tiene la excusa de la edad y la experiencia y parece preferible no dar opciones a que el grupo se exprese, sin que exprese lo que el director les muestra que deben hacer.

A veces funciona como la seda. Los jóvenes acatan órdenes, incluso son órdenes que provocan su creatividad y por tanto los resultados pueden y son artísticamente notables. Menos asegurada está la calidad pedagógica del trabajo. Y si además tenemos en cuenta la máxima del teatro en educación en la que se prioriza el proceso al resultado, los procesos de trabajo desarrollados bajo esas pautas suelen provocar algún  que otro problema. A veces estos problemas afloran, otras veces permanecen ocultos y son causa ignorada de otros problemas más visibles.

Todo esta introducción la escribo para centrarme en uno de los aspectos que parecen a veces carecer de importancia pero que minan la solidez de un grupo de teatro escolar (curricular o  no) o incluso de teatro profesional: EL PROPIO GRUPO.

Cuando nos planteamos un trabajo directivo, muchas veces no nos importa que el grupo no tenga cohesión, siempre y cuando responda a  las pautas que se establecen.

Cuando se pretende trabajar con la creatividad del grupo, uno de los grandes sudores que  nos entran es cómo manejar al propio grupo. Dinamizarlo, motivarlo, moverlo.

En ambos casos, una escasa anteción a la cohesión del grupo, provoca problemas visibles e invisibles, que pueden hacer mella y surgir en cualquier punto del proceso de trabajo o incluso en el resultado final.

A veces no sabemos por qué suceden.

Otras nos damos cuenta… tarde.

 

Fernando Bercebal · “Los límites del círculo”

LOCALIZAR NUESTRO LÍMITE Y AMPLIARLO CONSTANTEMENTE

LOCALIZAR NUESTRO LÍMITE Y AMPLIARLO CONSTANTEMENTE

 

Como personas y como formadores estamos obligados a conocer nuestros límites.

Qué sé y qué no sé. 

Qué puedo y qué no puedo hacer.

Qué me gusta y qué me disgusta.

Y sobre todo, dónde está mi sitio entre estos polos.

De cada materia, de cada ejercicio, de cada aspecto de mí, de cada relación con mi entorno, de cada campo, cada rincón, cada matiz, debo conocer mi límite.

Una frase aparentemente muy académica que recuerdo de un profesor, afirma:

“Un maestro comienza enseñando más de lo que sabe, continúa enseñando lo que sabe, y acaba enseñando mucho menos de lo que sabe”

Y digo lo de aparentemente porque, académicamente, ésto provoca que el maestro se anquilose, y acabe dictando unos apuntes amarilleados por el tiempo, o repitiendo aquellos ejercicios que mejor sabe y con los que mejor queda al hacer la demostración a sus alumnos.

Si siguiéramos esa dinámica, nuestros límites jamás crecerían y más bien todo lo contrario, comenzarían a decrecer constriñendo nuestras capacidades.

Gráficamente, sería como pintar de un color un círculo con tanto cuidado para no salirnos que ni siquiera lo pintaríamos del todo. Si siguiéramos pintándolo en capas sucesivas con miedo a salirnos de lo pintado antes, cada vez pintaríamos una superficie menor hasta convertirla en un punto.

Muy al contrario, si nos propusiéramos de vez en cuando hacer aquellas cosas con las que de alguna manera nos arriesgamos, sin necesidad de poner en peligro al grupo y al propio trabajo, muy posiblemente crecerían nuestras capacidades, y mantendríamos más sólidamente aquello  que sirve de centro o eje a nuestra forma de actuar.

Si nos atreviéramos a salirnos del círculo, posiblemente llegaríamos a pintar un círculo más grande, y tendríamos más posibilidades de dar brochazos menos rígidos, fríos y controlados, dejando paso al trazo creativo.

Bien es cierto que puede que nos salga un chapuza, y acabemos con un hexágono en lugar de un círculo, pero por agrandar nuestro círculo de vez en cuándo, ¿no creen que merece la pena pintar unos cuantos hexágonos?

 

Fernando Bercebal · “DRAMA. Un estadio intermedio entre juego y teatro”

UN TALLER DE DRAMA · el libro

Un Taller de Drama, es un manual editado por Ñaque Editora, del conocido Pedagogo Teatral Fernando Bercebal

El Taller de Drama es  un método de trabajo que persigue un proceso de educación expresiva. Su metodología se basa en Juegos, Ejercicios y Técnicas no necesariamente nacidas para el Drama y que van desde las Artes Plásticas al teatro, pasando por corrientes didácticas y pedagógicas

El Taller de Drama va a plantear un punto de partida, una base desde la que profesor y alumnos puedan desarrollar contenidos, procedimientos y actitudes para profundizar posteriormente en el propio Drama, en el Teatro, en la Expresión Global o en cualquier otra rama de enseñanza.

Esta versatilidad del Taller de Drama le hace no estar relacionado necesariamente con el Teatro y potencia el interés de Talleres de Drama como herramientas para la formación del personalidad.

Paralelamente evita una exigencia de conocimientos o habilidades previos del alumno, mientras que exige del profesor una gran apertura mental y formativa y una actitud ecléctica de propuestas y respuestas.

Profesor implica: Educador, Maestro, Animador, Dinamizador, Director, Investigador…

Alumno implica: Educando, Pupilo, Aprendiz, Actor, Estudiante…

Porque Taller de Drama implica: Taller, Clase, Actividad, Ensayo, Laboratorio…

En fin, cada lector o, mejor dicho, cada usuario de este libro que  aplique sus contenidos y propuestas a su propio entrono.

El libro se estructura en un núcleo principal de 20 sesiones que corresponden a 10 semanas de trabajo básico de Drama. A partir de estas 20, se proponen otras cinco ‘Sesiones específicas’ que desarrollan, desde distintos planteamientos metodológicos, conceptos de formación y expresión muy determinados.

Como complemento al contenido del libro, está el contenido interactivo, en el empeño de facilitar la labor del usuario final. El contenido interactivo se compone de otras sesiones, ejercicios o posibilidades para programar las sesiones en función del grupo con el que se esté trabajando, su edad, y los objetivos a conseguir, así como adecuar los ejercicios a sus posibilidades.